viernes, 17 de agosto de 2007

Sin Prejuicios


Hace días volvía por el metro de Santiago y me vine sentada todo el camino con una niña muy tierna y linda, la que al parecer, sufría alguna” discapacidad” neurológica o de lenguaje.

Junto a la niña venía una mujer de unos 45 años, con el pelo muy largo y rubio, era bien armoniosa y tenía la voz suave. Pronto se pusieron a conversar de Michael Jackson , la niña en tono bien enfático dijo “ Me carga ese hombre porque se avergüenza de ser negro y se opera para ser blanco “ yo le encontré toda la razón a la chicoca , pero me sorprendió la respuesta de la mujer del cabello largo, la que sin emitir juicio le dijo “ Querida: Esas cosas son muy intimas y personales “ y ahí como que me pegué con la alcachofa y reconocí la tremenda lección que esa mujer le daba a la niña ….

Era una lección que tenía que ver con los prejuicios, todos aquellos que nosotros mismos podemos a enseñarles a los más pequeños, cuesta tan poco crearles un prejuicio y salir de de ellos es bien dificultoso.

Mis padres siempre me enseñaron a vencer dentro de lo posible los prejuicios de clase, cosa que es bastante difícil, porque hay muchas formas de discriminar en el tema social mas allá de las conocidas (creo que la única vez que he roteado a alguien fue a una pariente mal
Intencionada que era muy Lavinista y se las daba de señora, entonces yo le hice ver que de donde cresta había salido, que fuera consecuente con sus votos populistas y aspiracionales y sus criterios cargados de la ignorancia de los rotos verdaderos) .

Pero es delicado, el otro día el Benjamín me preguntó si nosotros “éramos pobres “ le dije que ni yo lo misma lo sabía pero que si me empezaba ir bien los cambios en nuestra vida no iban a ser drásticos, o sea que nuestra historia iba a la par de ciertos criterios , cuando dije eso me temí estar armando un PREJUICIO y volví al punto de partida.

¡ PLOOP ¡

29 comentarios:

Carlos dijo...

...nadie, absolutamente nadie tiene que juzgar a alguien por su color de piel, clase social, credo o filiación política. Nadie.

Cuanto mal evitaríamos.

Abrazo Paz.

Angie Sandino dijo...

Yo pienso que el respeto al derecho ajeno es la paz, tal y como lo dijera Don Benito Juárez... es tan cierto que cada persona es un mundo y que tenemos todo el derecho a ser como se nos de nuestra regalada gana!!!

besos y feliz finde!!!

Evan dijo...

Nadie tiene tiene derecho de juzgar a los demás por su credo, religión, color de piel, discpacidad, etc.

Como serían de diferentes las cosas sin estos prejuicios...

Un beso Paz!

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Creo que todos tienen razon... nada de prejuicios etc...pero en fin todos somos prejuiciosos de alguna manera u otra...aunque no lo queramos...
Por ej. si yo hubiese sido la madre seguro que hubiese dicho "si, ese es un acomplejado de mierda...etc". O sea que aparte de enseniarles malas palabras les daria un paso para enjuiciar la decision de una persona...mal mal mal...
... y yo que soy tan liberal etc. tengo monton de prejuicios sobre los americanos...y eso que vivo aca...
Es todo un tema y tenemos que revisar nuestro pensamiento y juicios constantemente, algo que siempre es bueno, por que si no nos questionamos...que somos???

Besos,
Lena

Pamela dijo...

un largo camino todavía tendrá que recorrer la humanidad para aprender a convivir.

Diana dijo...

Sabes Paz... cuando papás de niños con alguna dificultad neurologica o de lenguaje llega a mi jardín, me cuentan que dan vueltas por todos lados buscando un lugar donde integrar a sus hijos y no encuentran nadie que los acoja, me da tanta penita, porque yo podría ser madre de uno de ellos... Y yo? los recibo a todos ..y tengo una variedad increíble de personitas, en todos los sentidos, tengo alumnos peruanos, ecuatorianos, autistas,etc...Y estoy feliz ... me hace feliz tenerlos cerca... Y en cuanto a los comentarios que hacemos cerca de nuestros niños, a veces creamos prejuicios en ellos que ni nosotros mismos nos damos cuenta....nadie es perfecto...

besos

°°JanEKew°° dijo...

ufff
yo soy una prejuiciosa de lo peor... y es malo eso, mi dejo de resentimiento social como que aflora de vez en cuando, aunque según yo no es resentimiento sino que la verdad no más... difícil eso, sobre todo cuando uno vive en contrastes tan fuertes, a mí por ejemplo me pasó algo de "selección natural" en mi u y finalmente terminé siendo amiga de aquellas personas que eran becadas y provenían de barrios humildes, mientras que con los demás jamás pude ser amiga...

difícil, difícil eso, en fin, aún estoy creciendo y aún no tengo hijos

Loredana dijo...

lindo tu blog!

Ferípula dijo...

Sí... es todo un tema, porque a la vez, cuando los niños preguntan uno trata de guiarlos. Me vas a decir que no, pero uno intenta crear juicios de valor. De acuerdo a los valores que hay que conservar. Esta vida líquida y deforme nos ha llevado al "que haga o piense lo que quiera"...pero no es así. Uno nunca piensa lo que quiere hasta que es adulto y formó su pensamiento. A los niños y jóvenes hay que orientarlos.
No con juicios tontos ...pero si en valores.
Acá estamos en niveles tremendos de pensamientos egoístas y tontos. No es falta de educación, Pacita. Es falta de cordura y compromiso con el bien. Ahí debemos intervenir, siempre. Mientras haya tiempo.

Besitos!!! Saqué un efecto de líneas que tenía en el blog, luego de que me decís que tarda en descargar. Creo que está mejor. Lo prbás y me decís???? besos y Gracias !!!!!

Jedog dijo...

PACITA, en mi opinión no hay recetas para criar, si haces una cosa, sale otra, si haces otra y otra, no hay molds, el humano no es moldeable, ese es el lindo desafío de la crianza, y te veo muy bien y cuestionandote. Respecto de los prejuicios, nunca se acaban, pues para ello habría que primero aprender a no juzgar, que es una actitud inherente al humano.
saludos

nadie dijo...

creo los prejuicios ordenan el universo, las personas funcionamos con prejuicios de todo tipo (no sólo con discriminaciones evidentes), quizás lo relevante es arriesgarse cambiar de opinión, ser flexible, saber que no existen verdades absolutas y que las vidas tienen un sentido histórico...uno le hereda a los hijos formas de ver el mundo, como por ejemplo la no violencia en la resolución de los conflictos, para ellos es difícil no decir luego que un chico violento "es malo", ahí hay que animarlos a ver más allá, entender desde donde, a conocer a los demás, a ser flexibles, a cambiar de opinión...el prejuicio peor es el que se convierte en juicio taxativo del otro.
besos

Pablo dijo...

Buen tema Paz!
Me preguntaba yo, primero, dónde acaba el juicio y comienza el prejuicio? (o viceversa, que no es lo mismo, pero es igual...) Se me hace que es parte tal vez de nuestra esencia como seres humanos el vivir y con-vivir en la formulación de juicios (fundados en la experiencia) y pre-juicios (fundados en sí mismos) y tal vez sea utópico eliminarlos, sino más bien lo que habría que hacer es hacer el esfuerzo de hacerlos visibles (tres veces el verbo el verbo "hacer" en una misma frase, mi padre que es profesor de castellano me mata! jejejejejeje...)
Y otra pregunta que me surgía era que hay que tener ojo. Casi siempre uno tiende a asociar el "prejuicio" al prejuicio negativo sobre otra persona o grupo... pero qué pasa con los pre-juicios positivos... a mi modo de ver éstos tampoco son buenos (aunque igual que los otros, existen y no se pueden eliminar), tengo hace tiempo un artículo al respecto en borrador, que espero publicar luego, pero por estos días ando re-corto de tiempo, así que dejo el comentario por ahora, un abrazo, Pablo.

Colombita ensoñada dijo...

Uff que dificil esto de la crianza y mas aun con temas tan dificiles como los prejuicios.
Me acuerdo que hace un tiempo atras trabaje en un colegio que se las daba de intregracionista y latinoamericanista y como tal habia un chico afroamericano que venia de Cuba, el cual era el centro de burlas por sus compañeros, las bromas iban desde "el mono de la palmera" a "negro cu...." y otras de grueso calibre. Lo curioso es que tuve que ser yo la que le diera un curso de buenos modales a esos mocosos isurrectos, porque la "tia" brillaba por su ausencia cuando ocurrian estos hechos.

EL HIPPIE VIEJO dijo...

HOLA PACITA, COMO ANDAS?

BUE, TODO UN TEMA.

CREO QUE LOS PREJUICIOS CONVIVEN CON NOSOTROS, ES UNA LUCHA DIARIA TRATAR DE CORREGIRLOS, NO ES FÀCIL.

LA LIBERTAD DEL OTRO..¿COMO CUESTA RESPETARLA?

TE SALUDO AMIGA Y
AGRADEZCO TUS PALABRAS,
POR CIERTO, EXAGERADAS.


BUEN FIN DE SEMANA!!!


ADAL

diabluzero dijo...

hola!!! uff prejuicios, igual creo que hay distintos tipos, a veces un prejuicio puede venir de algun tipo de intuicion o sencillamente de la experiencia, lo que claro no es tan bueno si pensamos que viene de que se perdió esa inocencia, además que uno se puede equivocar, pero puede ser más seguro, igual no tiene que ver con colores, raices, etc... sino con señales.... creo que eso es lo que puedes estar transmitiendo al benja sin filtrar, y claro si un juicio no viene de la experiencia propia es prejuicio con tutti, bueh mi volada, pff ni yo me entendi!

oye quede pa'dentro con el post anterior, mala haberme perdido el reportaje, deberian repetirlo.
abrazotes!!!!

Andrea dijo...

Hoy es cuando más existen los prejuicios y quizas sea la consecuencia de cómo nos encontramos espiritualmente en la actualidad.

Cariños amiga y te espero por mi blog.

Daniel de Witt dijo...

¡Qué buen post! Me has dejado pensando, porque todos tenemos prejuicios, es inevitable.
Lei el post anterior, el del programa de TV. Y no, no hay quitamanchas posible, porque el accionar de las Fuerzas Armadas respondió al fin último de su existencia: defender el sistema de dominación hasta las últimas circunstancias.
Un abrazo.

Alforfon dijo...

El racismo está latente siempre; por desgracia. La incultura sigue en pie hagamos lo que hagamos, pero tambié podríamos disminuirlo porque cada vez hay más
un saludo
alforfon

La Hormiguita Cantora dijo...

yo creo que la idea es enseñarle a los hijos que cosas o actitudes son las mas correctas, pero tambien que uno no es infalible y que podemos equivocarnos. que el espiritu sea de irse perfeccionando, no de conformarse en los defectos, tales como el prejuicio hacia los actos de los demas que nombras en el post.

saludos y buena semana

eduardo waghorn dijo...

Simple amiga Paz: intégrese al clan Ü, que no conoce de escalafones. Para averiguar de este nuevo anti-segmento, eche una mirada a mi blog de poesía.
La canción se me borró del Youtube por que sí. El señor Internet tiene caminos misteriosos:)
Sabe qué, amiga Paz? Me honraría que, si lo tiene a bien, me agregara a su MSN. Entro a lo lejos, pero entro. Y allí surge el diálogo.
Abrazo.

boris dijo...

pacita, interesante tema, los prejuicios a veces nos limitan tanto, nos ciegan, pero son una realidad, por eso se debe educar y los niños muchas veces nos educan a los mas grandes
un abrazote

Patty Ardilla Parga dijo...

Juicios, prejuicios; valores, anti-valores... todos conceptos que dependen del lado de la vereda donde estemos parados.
Lo importante es enseñarles a cuestionarse todo, a entender que somos todos diferentes y que hay espacio para cada uno de nosotros y nuestras diferencias. Herramientas, herramientas... las que nosotros no pudimos tener, que aprendan a reconocer que son afortunados, que lo importante no es ser rico o pobre para las estadísticas, lo importante es estar rodeado de gente que te quiere y que se ocupa y preocupa de ti, enseñarles a compartir bienes materiales, afectivos e intelectuales...
En fin, amiga, siempre cometeremos errores y eso también hay que enseñárselos.

Pensaba que le hubiera dicho yo a Leito en una situación parecida... creo que mi respuesta hubiera sido cercana a la de la mujer del metro... quizás le habría dado más al lado de la comprensión, es decir que pensara que quizás el tipo no estaba contento con su color de piel porque de niño eso más que hacerle feliz -en su caso- le trajo mucho dolor.
Contactarse con los dolores, propios y de otros es siempre una buena ruta para comprender... en este país donde el racismo comienza a ser más fuerte cada día, siempre me intento preguntar (antes de dejar salir la rabia), porqué tal o cual persona es racista, qué experiencia horrible hizo que engendrara tanto odio o miedo a personas de cultura diferente... Hemos vivido una experiencia espantosa estos últimos meses, al respecto. Ya te pasas por mi blog porque pronto la voy a relatar, cuando la decante un poquito y me produzca menos rabia.

Minas tan cabezonas como nosotras que andan en todas nos enrollamos quizás más de lo necesario. El Benjita tiene mucha suerte que le tocaras como Mamá.
Besos con templanza y paz.

Marce Mercado dijo...

Pacita... a mí me pasa que no TOLERO a las personas desclasadas...

a los representantes del concepto de " movilidad social"...
me enferman, Pacita, lo reconozco..
me enferman y los roteo ( pero pa' callao)...
y es que te juro que me alteraa el alma...

y es que lo único que una pide es un poco de relajo y amor por la vida de verdad !!!

Estoy con la niñita !!!

Ideasingracia dijo...

Que bueno el análisis que hiciste, pero los prejuicios de ninguna forma se pueden eliminar, lo que podríamos hacer sería controlar los más alejados y extremos, para evitar que los juicios sean erróneos.
Saludos

Pato Correa dijo...

Hola Paz

Pucha, mira solo queria decirte que como no tienes opción de comentario del post anterior, te lo dejo acá, mis sentimientos son de profunda pena, por la pérdida de tan valiosas personas y de esperanza, por el inicio de la verdad, siempre tendremos fe de encontrarlos y darle sepultura como los verdaderos héroes de nuestra historia contemporánea.

gracias

Héctor Ojeda dijo...

Ya lo decía Einstein "Es más fácil separar un átomo que borrar un prejuicio...", Querida Paz, si todos los padres reflexionaran sobre las cosas simples y sencillas que hacen a grandes personas, este mundo estaría lleno de seres maravillosos.

Un abrazo.

Héctor.

G-russo dijo...

los prejuicios nos los formamos nosotros, si nosotros nos paramos frente al espejo y decimos que somos guapos, asi sera, y si nos deprimimos por los barritos, pues asi nos vera el mundo, los prejuicios nos haran dano si si o si nosotros se lo permitimos

Fernando Nerú dijo...

Los prejuicios son los complejos mas profundos y oscuros que lleva el hombre dentro de su alma.

Muy bueno te felicito

Roxi dijo...

Amiga:
Que difícil no ser prejuiciosa, y todavía más difícil no transferir esos prejuicios de los cuales el 99,9% no somos concientes a los niños. Una odisea diría yo.
En general trato de no ser prejuiciosa, pero me he sorprendido en unas miraditas bien despectivas y un tonito prepo más de una vez, por diferentes circunstancias no muy fundamentadas: Prejuicios. Trato de sacármelos todo el tiempo, y con los más clásicos es más fácil, pero estamos llenos de marañas de prejuicios que ni percibimos. Buen y difícl trabajo propones en esta entrada.
Oye increíble todo lo que se puede aprender en el metro. Yo quiero escribir mañana de una gaitero que vi en el metro TV que vive solo haciendo música, y al que la periodista le insistía desagradablemente, cuál era su objetivo en la vida, su ambición para más adelante ... a lo que el con mucha calma y una sonrisa contestó: "mi objetivo ya lo cumplí: Ser feliz". Lindo, ¿no?
Medio hippie eso sí (viste ya me puse prejuiciosa de nuevo)
Abrazo
Roxi